Acciones emprendidas por los miembros de la Estrategia Nacional de Involucramiento Ecuador – ENI a propósito de la Pandemia por COVID-19 y el sector rural

El avance del COVID-19 en Ecuador obligó a soportar más de 80 días de restricción de movilidad desde el 17 de marzo de 2020, rigiendo el toque de queda en todo el territorio nacional. Esta situación permitió a los miembros de la ENI Ecuador echar mano del espacio virtual para el intercambio, la reflexión y la movilización social en torno al rol central de la agricultura familiar campesina y el aporte de la ruralidad a paliar dicha crisis. A continuación detallamos algunas de estas iniciativas generadas por las instituciones y organizaciones que son parte de la ENI.

 

 

 

 

En la búsqueda de visibilizar las fortalezas y la problemática que enfrenta el Pueblo Afroecuatoriano en el entorno presente,  el “Consorcio de los GAD del Territorio Ancestral Afrodescendiente” está efectuando una serie de conversatorios con el fin de consolidar la dinámica del territorio ancestral: fortalecer el pensamiento, la cultura, las relaciones intracomunitarias, hablar sobre los problemas propios y  generar una estrategia que aporte al crecimiento humano y económico del pueblo ancestral afro. Para ello es necesario liderar la gestión en el territorio. “Voces del Territorio Ancestral” es el título de esta serie de intercambios virtuales que arrancaron en mayo de 2020 y que contó con el importante aporte del FEPP en la transmisión, diseño y promoción.

 

Los conversatorios en el territorio ancestral están aún en fase de ejecución hasta el mes de julio. El principal logro es la generación de un espacio de debate entre los diferentes actores del territorio ancestral, su visibilización y reconocimiento por medio de la apropiación tecnológica de herramientas digitales. El Grupo de jóvenes del territorio “Acción Juvenil Imbabura y Carchi”, sostiene un sistema de comunicación que mediante Whatsapp envía reportajes y fotos de acontecimientos que se difunden en la página en Facebook.  Por otro lado, con esta iniciativa se busca reactivar la mesa “Tierra y Territorio” que incluye a organizaciones indígenas de la provincia de Imbabura.  Junto con el proyecto EQUITERRA se está realizando un estudio de caso sobre las parroquias de La Concepción y Salinas. Ya arrojan algunos datos interesantes sobre la tenencia y uso de la tierra, recuperando la historia para generar acciones.

 

Desde el Instituto de Estudios Ecuatorianos (IEE) se lanzó la campaña “DesdeLaRaíz”, estrategia de comunicación e incidencia cuyo objetivo fue visibilizar los impactos del COVID-19 en los territorios agrarios. En una combinación de historias de vida, grupos de análisis sobre impactos del coronavirus en la ruralidad y foros públicos de debate se configuró un escenario de lo que sucedía con los campesinos y campesinas en medio de la pandemia; la campaña también estuvo acompañada de una línea gráfica sobre derechos de la población campesina. Según Esteban Daza, Director Ejecutivo del IEE, desde este mes de junio hasta finales de julio se desarrollará la segunda fase de la campaña, que pretende dar una caracterización sobre las múltiples crisis provocadas por el COVID-19, así como la identificación de alternativas campesinas.

 

El SIPAE, en conjunto con la Central Ecuatoriana de Servicios Agrícolas (CESA), Agrónomos y Veterinarios sin Fronteras (AVSF) y el Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio (FEPP) y la Unión Europea, propiciaron 6 conversatorios bajo el gran título “Tierra y Soberanía Alimentaria”, efectuados entre el 24 de abril hasta el 29 de mayo de 2020, en el marco del Proyecto Equiterra. José Carvajal, Coordinador de Proyecto, señaló que este ciclo de diálogos virtuales permitió ver el interés del público en la temática de tierras, pese a que en la misma franja horaria se desarrollaron varios conversatorios con diversos temas, sin embargo la propuesta contó con gran acogida. También se ha logrado, de esta manera, poner en la discusión pública la problemática en la ruralidad desde la visión de las organizaciones sociales en diálogo con otros actores como la academia. Fue un ejercicio que incluyó entre sus ponentes alrededor de un 60% de nuevas voces conocedoras de los temas abordados, siempre con equidad de género. Se espera una segunda fase de esta serie de conversatorios con un enfoque de alcance regional.

 

Respecto a los aprendizajes producidos, José Carvajal resaltó el protagonismo de los productores quienes “deben tener la misma importancia y reconocimiento que el personal de salud y fuerza pública”, pero no tienen el mismo lugar en la agenda pública de quienes ponen las reglas de juego. La próxima serie será co-ejecutada entre el Proyecto Equiterra y la Estrategia Nacional de Involucramiento ENI Ecuador desde finales de junio.

 

Please reload