Jóvenes y adultos mayores rurales por el derecho a la tierra

 

 

 

Doña Carmen María cuenta que los ingresos no alcanzan para su subsistencia, situación que se agrava por el retiro del Bono de Desarrollo Humano y el corte de sus árboles frutales por parte de uno de sus vecinos sin autorización, que le proveían de ingresos adicionales. “A la mujer sola siempre le hacen pedazos”- señala. El sostén principal viene de sus hijos, quienes le hacen llegar de vez en cuando algún apoyo, porque tienen que atender a sus familias, con las cuales viven lejos de su Carpuela natal.

 

La falta de ingresos para una vida digna es uno de los problemas por los que atraviesan los adultos mayores en el Territorio Ancestral Afrodescendiente. También se percibe una falta de apoyo hacia la actividad agrícola, medidas efectivas para sostenimiento económico de los adultos mayores que ya no pueden trabajar, mayor acceso a préstamos, legalización de tierras, acceso a atención de salud digno para quienes han entregado sus años para producir alimentos para el sostén de las ciudades.

 

Estos y otros problemas fueron motivo de análisis e intercambio entre adultos mayores afrodescendientes de Ambuquí, Carpuela, El Juncal, Ibarra, y estudiantes de la Unidad Educativa César Borja, en el Taller “Jóvenes y adultos mayores rurales por el derecho a la tierra”, realizado el 5 de marzo de 2020 en Ambuquí. El taller es parte del Encuentro Voces del Territorio Ancestral, juntos por el Derecho a la Tierra que es liderado por el Consorcio Público de Gobiernos Autónomos Descentralizados del Territorio Ancestral de Imbabura y Carchi y acompañado por el Fondo Ecuatoriano Populorum Progressio - FEPP. Esta iniciativa es parte del esfuerzo cooperativo entre la Estrategia Nacional de Involucramiento Ecuador y el Proyecto EQUITERRA.

 

Desde la visión de la juventud se cosecharon varios aprendizajes. “Aprendimos muchas cosas que no sabíamos, por ejemplo que los abuelitos no tienen ingresos, también contaron cómo se cultiva la tierra” – Marcela Cárdenas. “Les falta plantas y abono para la producción”- Steven Juma. “Los jóvenes ya no quieren trabajar (en el campo) quieren estudiar, migran a las ciudades” – Fernando Burbano.  La conclusión fundamental fue que los jóvenes deben dedicar tiempo a escuchar a sus abuelos, a sus mayores para aprender de ellos, de su experiencia. El campo lentamente va quedando sin jóvenes porque no ven oportunidades y prefieren salir a las ciudades.

Please reload